Deseos, Saludo

A propósito de Navidad y el inicio del año 2017

En estas horas finales del año 2016, quiero invocar dos conceptos que trasuntan definiciones formalmente extremas para nuestra existencia: El TODO y la NADA

De ahí que desee para ti TODO aquello que te haga feliz en el más amplio sentido, como, asimismo, me inclino e imploro humildemente hacia lo más trascendente que la especie humana pueda cobijar dentro de sí, para que NADA en tu vida alcance el hálito lacerante del sufrimiento.

En consecuencia: que TODO lo bueno te siga, te encuentre, te abrace y lo sientas instalado -in perpetuum- en las profundidades de tu ser… Y que el resto -simplemente- pase de largo, sin que vuestra sensibilidad alcance siquiera a divisarle…

Es lo que me anima expresarte -con profundo recogimiento-, en las instancias últimas de este año 2016…

Afectuosamente,

SERGIO REY M.

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *